29 Agosto

USIL Y Beneficencia de Lima agasajan a abuelitos en 37 Aniversario del Hogar Canevaro

La Universidad San Ignacio de Loyola (USIL) se hizo presente en la celebración por el 37 aniversario del Centro de Atención Residencial Geriátrico Ignacia Rodulfo viuda de Canevaro, institución fundada en 1982 durante la segunda administración del arquitecto Fernando Belaunde Terry.

El hogar Canevaro es una institución que brinda ayuda social a personas de la tercera edad y actualmente cuenta con más de 160 residentes, a quienes se les ofrece atención integral para mejorar su estado de salud físico, mental y social, a fin de proporcionarles una adecuada calidad de vida.

En las últimas semanas, la USIL, a través de su Pilar de Sostenibilidad, junto a la Beneficencia de Lima y SISOL desplegaron la campaña «Adopta un abuelito», a través de la cual se contactó con adultos mayores que dormían sobre cartones en las frías calles del centro histórico de la ciudad.

Durante la ceremonia de aniversario, el presidente de la Beneficencia, Guillermo Ackermann, señaló que la campaña «Adopta un abuelito» se inició con buen pie y que en los próximos días continuará por lo que hizo un llamado a las empresas y personas de buen corazón para que se sumen a ella.

«El hogar Canevaro tiene capacidad para tener a 300 residentes. Hoy estamos a la mitad. Si conseguimos ayuda de organizaciones como USIL estoy seguro de que podemos llegar a la meta»

A su turno fundador presidente de la USIL, Raúl Diez Canseco Terry, recordó que el gobierno del expresidente Belaunde se caracterizó por realizar obras de desarrollo y proyección social. El hogar Canevaro, dijo, es un claro ejemplo de que cuando las cosas se hacen bien, las obras perduran.

Destacó que «el hogar Canevaro representa el compromiso de una sociedad que vela por sus ancianos, que podrían ser nuestros padres o abuelos».

En la ceremonia de aniversario también participó el Comité de Damas del hogar Canevaro, integrado por un grupo de señoras que desde la sociedad civil apoyan desinteresadamente en el funcionamiento de esta institución de ayuda a los ancianos.

Como parte de su trabajo de responsabilidad social, la USIL ha contribuido con la refacción del segundo piso del pabellón cinco del albergue, hoy rebautizado como «Block San Ignacio de Loyola», donde han sido ubicado un grupo de ancianos que fueron recogido de la calle, quienes ahora cuentan con ambientes acondicionados para su estadía, con camas, ropa y útiles de aseo personal.

El dato
La nueva carrera de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la USIL realizó una jornada de ejercicios y juegos apropiados para personas de la tercera edad. Además, se realizó un taller informativo sobre nutrición liderado por Modo USIL y la tuna universitaria deleitó a los abuelitos con música y baile.